Estuvimos haciendo una investigación exhaustiva para determinar cuál es el truco para que las Arepas de Huevo que hagamos en casa, queden igualitas a las que comemos en la Región Caribe colombiana. Y aquí está….

El secreto está en:

  • La masa, que no debe quedar tan dura, sino más bien suave, ya que en esta receta hay que freír dos veces la arepa; la primera vez sin relleno y luego con éste, entonces, al cuidar el estado de la masa, nos aseguraremos que no quede muy dura luego de cocinarla dos veces.
  • El grosor y el diámetro de la arepa también es importante. 7 cm de diámetro y 3.5 cm de grosor podría ser la medida perfecta, ya que hay que rellenarlas con huevo o carne y huevo (o lo que quieran), y para eso debe haber espacio.
  • El aceite y el caldero. Es importante que las arepas se puedan sumergir, entonces un caldero hondo con suficiente aceite es primordial, porque así quedarán esponjosas y doraditas.
  • ¿Hace falta que el huevo esté previamente cocido? ¡NO! El huevo se mete crudo en la arepa y se cuece allí dentro, sin necesidad de agregar sal u otro ingrediente.
  • Acompañarlo bien: Una Arepa de Huevo sin salsa no es lo mismo. Nuestra recomendada, Original con Aguacate y Finas Hierbas Picante (lleva a la sección de esta salsa), será el equilibrio perfecto entre lo crocante de la arepa, lo tierno del huevo, y si le pusiste carne, ufff, le resaltará aún más el sabor.

¿Nos faltó algo? Déjanos un comentario si quieres agregar algún tip sobre la Arepa de Huevo.

Comments are closed.